martes, 26 de julio de 2016

COME FRUTAS, VERDURAS, ESPECIAS...Y CERVEZA/ Alucines sobre el mundo de la cerveza

Ya nuestras abuelitas nos lo decían con insistencia y vaya si tenían razón. La mejor forma de crecer sano y fuerte es comer equilibradamente de todo. Yo me he preocupado por hacerlo al grado de que hasta en la cerveza que tomo procuro probar un poco de frutas, verduras, hierbas, vegetales y especias.
Afortunadamente muchos fabricantes de cerveza hacen caso omiso de la ley bávara de la pureza cervecera y resulta común encontrar que diferentes estilos de cerveza sean alterados adicionándole diferentes tipos de frutas, vegetales, hierbas, especias e incluso algunos fermentables poco usuales como la papa, el chocolate, la miel de arce (maple) o melaza. No obstante lo más importante en el proceso de elaboración de estas cervezas es cuidar que estos ingredientes agregados no “tomen el control” del sabor de la cerveza, sino que sean agentes que maticen el resultado final con algún efecto satisfactorio para quien la bebe. Quienes han probado cervezas como por ejemplo la Young’s Double Chocolate Stout o la Wells de plátano habrán notado que esos elementos agregados están muy presentes en el aroma y el sabor pero nunca substituyen las características básicas del estilo de cerveza.  El mismo caso se presenta en otras cervezas fáciles de encontrar como la Samuel Adams Blackberry Wittber o en la Berry wheat de Eel River.
Seguramente algunos de mis acuciosos lectores estarán pensando “¿Y qué pasa con las lámbicas que saben tanto a fruta? Por ejemplo la famosa Lindeman’s de frambuesa o de manzana o de durazno. En estas cervezas el sabor que prevalece es el de la fruta ¿no?
Déjenme aclararles que las cervezas de fermentación espontánea –como es el caso de las lámbicas-  se cuecen aparte; además de ser el estilo más antiguo que se produce, son también las primeras a las que se le agregó fruta, ya que su cuerpo ligero y su sabor ácido permite y hasta sugiere agregarle dulce. Originalmente estas eran las únicas a las que se les adicionaba fruta o jarabe de fruta, sin embargo ahora eso no es limitante y es frecuente encontrarnos con otros estilos que hasta hace relativamente poco no se les agregaba, por ejemplo acabo de probar una IPA con Toronja. Es en estas últimas donde los agregados frutales deben mantener este delicado balance.
De manera muy general me aproximaré a las características de estas cervezas que, afortunadamente cada vez son más fáciles de conseguir en México, en lugares como El Sume, la primera casa de la cultura cervecera en México.
Cervezas Frutales. Estas cervezas suelen ser inicialmente claras pero el color se ve oscurecido al agregar frutas al proceso, sobre todo cuando son moras o arándanos. He encontrado algunas cervezas hechas con granada que resultan verdaderamente excepcionales, se las recomiendo.  Existen sin embargo otras cervezas que ya en su origen son obscuras, como en el caso de las Stouts de mora.
Cervezas vegetales. Diversos vegetales se utilizan en este proceso. Creo que los más comunes es la calabaza, con la que se producen cervezas muy populares para el otoño y el invierno. Otro vegetal que se ha vuelto muy común es el chile con el que se producen cervezas como la Chipotle Ale de Rouge, la Crazy Ed’s Cave Creek Chili Beer de la Chili Beer Co., la Jalapeño Ale de la Garrison Brewing Co., o la Theobroma de Dogfish head Craft Brewery, entre muchas otras.  La papa también se utiliza, pero su sabor impacta poco en el resultado final.
Cerveza de hierbas. El jengibre, la hierbabuena o las mismas raíces de diferentes árboles pueden ser usadas. Generalmente pensamos que la cerveza de raíz o root beer solamente produce el refresco del mismo nombre, pero no es así. Aunque no muy comunes, es posible encontrarlas en las tiendas especializadas en cerveza.
Cerveza de especias. El ejemplo más común de este tipo de cervezas son las que se fabrican en las épocas navideñas en los países nórdicos y en muchas partes de Estados Unidos, es común encontrar marcas que agregan especias como la canela el anís, cáscara de naranja o la nuez moscada, lo cual resulta muy adecuado para el tipo de comidas que se elaboran en los meses de invierno y sobre todo en una cena navideña. Generalmente son cervezas obscuras, con porcentajes altos de alcohol (de manera que quiten el frio). También contienen en muchos casos frutas.
Aliméntense bien, hagan ejercicio y tomen solamente cerveza buena y vivirán muchos años. Les aseguro que una vez que logren liberarse del “Oxxo”, van a ser muy felices.

Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. 
Paz y trabajo digno para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario