jueves, 21 de noviembre de 2013

CERVEZA: LA BEBIDA CIVILIZADA


Por: Javier “Sunshine II” Sánchez



Cuando toman cerveza se vuelven unos salvajes” decía las señora Ráthcovisch, una de nuestras múltiples rentera de mis años de estudiante en Guadalajara. O como decía mi abuelita “…se vuelven la bichi…”. Después de años de sesudo análisis debo admitir que ambas tenían razón. Sin embargo los años me han hecho caer en cuenta de que la culpa no la tiene la cerveza por sí misma, sino nuestra falta de civilidad. 

ES NORMAL TOMAR CERVEZA EN LAS CALLES
Leía yo en un artículo hace algunos meses el siguiente texto “…no son las 10 de la mañana y dos personas en un pub ingles abren el día con una cerveza. Transcurre el mediodía y un hombre y una mujer acompañan el almuerzo con otra cerveza, que puede ser rubia, negra, roja o de la variedad que uno prefiera. Terminó la jornada laboral y la imagen se repite, y lo mismo pasará antes y después de la cena.  Beber cerveza es una costumbre que une a los países europeos…”. Nadie tiene que implementar medidas paternalistas para que se comporten como personas respetando al prójimo como lo mandan todos los códigos de ética que se me ocurren (Evidentemente los partidos de futbol se cuecen aparte, ahí ya sabes a qué vas y te vuelves un salvaje tomes cerveza o no la tomes).

Al visitar los países cerveceros de Europa, una de las primeras cosas que percibes en la libertad que tiene la población de tomar cerveza donde se le pegue la gana y a la hora que le plazca: caminando por la banqueta, en el transporte público, en las universidades, en la mañana, tarde o noche... todos toman su cerveza y todos la toman con un gran sentido de civilidad, nadie molesta a nadie, nadie anda echando pleito en las esquinas. Incluso en eventos tan multitudinarios y aparentemente caóticos como el Oktoberfest en la ciudad de Munich, donde más de 7 millones de personas se reúnen y toman más de 60,000 hectolitros de cerveza en las dos semanas que dura el festival, los asistentes se comportan relativamente bien. Por supuesto que hay pleitos, pero los tres que ví fueron “derechos”, cero pandillas, navajazos o empistolados y la policía los detuvo en segundos. ¿Se pueden imaginar un festival similar gratuíto de ese tamaño en nuestro país?  Es más, permítanme comentarles algo: ¿saben qué es lo que toman para refrescarse los policías que cuídan la seguridad en el Oktoberfest? Exacto: ¡Cerveza! Lo ví con mis propios ojos en repetidas ocaciones.

Si existe una bebida civilizada, esa es la cerveza y la razón es
LA PRIMER MINISTRO ALEMANA
extremadamente lógica y simple ya que la cerveza es producto directo de uno de los acontecimientos más importantes de nuestra historia humana; nació como alimento en el mismo momento en el que nuestros parientes neolíticos domesticaron la agricultura y la ganadería, o lo que es lo mismo, cuando nació den concepto de ciudad. Resulta evidente que en el momento en el que nuestros ancestros ya no tuvieron que andar de aquí para allá correteando animales para comer o granos para recolectar, se asentaron y se pusieron a cuidar su terrenito donde sembraban su cebada, su trigo, su arroz, su maíz o lo que el clima de la región les permitía. Del grano aprendieron a hacer gran variedad de alimentos pero, sin lugar a dudas, la cerveza y el pan fueron los principales. De hecho gran parte de los cultivos de granos tenían el fin de hacer primordialmente cerveza, la cual era fabricada según se sabe, en casa por las mujeres, de la misma forma que hoy hacen tortillas de harina todos los días para que la familia se reúna alrededor del fuego después de un día de arduo trabajo….por lo menos en mi casa –que es la suya- así es.

Nadie sabe a ciencia cierta cuándo se fabricó la primer cerveza, de la misma forma que nadie se atreve a asegurar cuál fue la fecha y el lugar exacto de la primera sociedad civilizada aunque por lo pronto esta gracia se la adjudicamos los sumerios, en la Mezopotamia. Simultáneamente – o por diferencias de unos cuantos cientos de años-  en diferentes partes del planeta, desde Mesopotamia hasta China, la India, Oceanía o América, diversas grupos humanos se organizaron como sociedad y, acto seguido, inventaron su propia cerveza.  Sabemos, por ejemplo, por vestigios de vasijas encontradas en una tumba en China que el personaje fue enterrado hace más de 13,000 años con una dotación de una bebida fermentada parecida a la cerveza, lo que convierte sin lugar a dudas a la cerveza en la bebida fabricada por el hombre más antigua del mundo. De la misma forma, los faraones egipcios y los rudos vikingos se llevaban su itacate de cerveza para hacer más placentero el viaje al más allá sin tener que andarse parando en ningún antro.        

        
LA CERVEZA, UNA BEBIDA SOCIAL
La cerveza, como dicen los checos, es “pan líquido” y no les falta razón, ya que en ambos casos el principio de fermentación es el mismo: agua, trigo o cebada y levadura. Con estos tres elementos sin mucho barullo podemos obtener una bebida a la que, si le agregamos lúpulo, obtendremos cerveza como la conocemos ahora.

En su largo recorrido a través de miles y miles de años, la cerveza ha evolucionado tremendamente, sin embargo es innegable la participación que en este proceso tuvieron –y siguen teniendo-  las civilizaciones del centro norte de Europa. Fue ahí donde se inventaron todos los estilos de cerveza que conocemos actualmente y que se fabrican actualmente en todos los rincones del planeta. La cerveza es la bebida alcohólica de mayor consumo mundial y su ámbito sigue creciendo día con día. Los 142 diferentes estilos de cerveza que hasta hoy conocemos (según la Brewers Asociation) nos invitan a seguir explorando y descubriendo nuevas y muy placenteras sensaciones.

¿Tu qué cerveza nueva probaste esta semana?  Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. Amor y paz para todos.



Comentarios: javier@elsume.com








1 comentario:

  1. GRACIAS..JAVIER..!! COMO TODO EL TIEMPO..TUS ARTICULOS, FORTALECE NUESTRO GUSTO POR LA BUENA CHEVE..!! "EL CONOCIMIENTO ES PODER"..JOE SATRIANI.

    ResponderEliminar